11 may. de 2007

Vomitos de tinta


Ya lo dice el maestro:
Y por fin el debate más serio, profundo y circunspecto (metafísco mismamente)
para cualquier bitacorero que se precie de tener un blog "importante": permitir
(o no) los comentarios: