12 oct. de 2006

Hay tontos útiles y otros simplemente son tontos inútiles…

Una serie de pseudo opinadores sociopolíticos han inundado los blogs bolivianos, los hay buenos y pésimos, la mayoría se vale de cortar y copiar opiniones que salen en periódicos, la minoría copia la información y hace mínimo aporte estadístico comparativo de la situación del país, usan muertos como estadísticas y los meten al bolso de Evo Morales como lo hicieran con Gonzalo Sánchez de Lozada. Acá los muertos son como las piedritas que usábamos en kinder, los usamos para sumar y restar.

Los opinadores se muestran preocupados por los acontecimientos quizás de sus ojos broten unas lagrimas al escribir el articulo, pero como bueno profesionales (profesionales ¿En que?) no se quiebran y muestran la información como lo haría su periodista que vive dentro de el (otros frustrados), comparan la masacre de Huanuni con la que hubo en Octubre de años atrás, previenen para la guerra civil, dan fechas y horas sobre el próximo golpe de estado, profetizan en 50 años una Bolivia como pueblo fantasma (que suena hasta gracioso al ver que la opinadora es inmigrante qu en sus planes nisiquiera esta el de regresar a Bolivia)… sin creer que como ellos hay otros tontos inútiles, que no piensan y dejan que otros piensen por ellos.

Porque no se hacen estadísticas de la gente que vuelve a Bolivia, porque hablar de los mineros cuando están muertos, ¿acaso un minero muerto es mejor que uno vivo? Los mineros siempre estuvieron ahí, porque no se recuerda el tortuoso camino que vivió Bolivia para tener democracia, porque no se festeja a Adela Zamudio, porque no recordar a los que quieren guerra civil y golpe de estado que aun la peor democracia es mejor que un golpe de estado.

Lo lindo de todo es que en esta semana se ha celebrado los 24 años de democracia, democracia que les permite a los opinadores reclamar su derecho a la libre expresión, linda fecha para preguntarnos los limites de ella.

Pregunten a sus abuelos, padres o algun conocido hijos de la dictadura si les fue facil hacerce de democracia.