24 oct. de 2006

Querido diario-en línea…

Me quedo sorprendido con la devoción que mucha gente le pone a sus blogs. Hay para quienes no postear menos de 3 veces por días es un sacrilegio. Sus blogs son como su segundo trabajo y postean religiosamente y se sienten ofendidos con su dios “blogger” cuando algún otro personaje lo descuida por una semana.

Curiosas misivas que llegaron a mi correo electrónico donde muestran cierta preocupación (alegría) por mi larga ausencia.

La respuesta (como siempre):

Queridos amigos, los blogs son y/o deberían ser un hobby, al menos para como algunos escriben, no creo que alguien se suicide por no ver algún blog no actualizado con la información que puede encontrar en otros miles de blogs.

Hagan una prueba…

Posteen un tema, una información, un articulo… luego pongan en technorati algunas referencias de el… y si las respuestas se multiplican por centenas… su blog es prescindidle (Vieron cuantos giles postearon sobre la compra de google). Así que no jodan tanto con actualizarlo 2, 3 y hasta 5 veces por día. Revienten su burbuja narcisista que de seguro viendo sus estadísticas son ustedes quienes entran y reentran en su blog para ver si los han visitado y se ha colado algún comentario.

Pero de seguro si sus estadísticas tendrían estadísticas, gracias a ustedes serian mas visitadas que su blog.