24 sep. de 2006

Axxon nos cuenta… que giles hay por todos lados

Cuento estos hechos a manera de reflexión y no con la gana de hacer leña del árbol caído.

Los Hechos: (http://elforastero.blogalia.com/historias/43142#comentarios)
“Como un caballero tengo que disculparme... el Concurso de Cuento Axxon ha
tenido que retirarme el premio por que el cuento no era rigurosamente inédito,
fue publicado aquí mismo hace unos meses. Fue mi error, infravalorar los blogs
como medio de publicación, infravalorar el concurso y no seguir las reglas del
juego. No puedo decir nada, tampoco quiero decirlo. Es una mala noticia para mi
pero sobretodo para los organizadores. Me disculpo de todo corazón por este
desliz... Espero que no se quemen las naves, que al final estamos aquí para
apoyarnos.”
La polémica estaba servida, Miguel Esquirol había robadose un cuento del Forastero (son los mismos) y lo mando sin mas reparos al concurso de la revista digital Axxon, que muy pronto le haría saber que gano, pero con el champagne en la cabeza por la celebración se les olvido a todos que hace unos meses atrás el Forastero había posteado el mismo cuento. Miguel Esquirol (El forastero) quiso compartir con todos la tremenda alegría de sentirse ganador poniendo un articulo que anunciaba su victoria pero no contaba con un par de comentaristas exitistas (me late que por eso se dieron cuenta) que alabaron el trabajo de Esquirol diciéndole que ellos lo habían leído meses atrás. Entonces si ya había sido publicado en la gran biblioteca mundial llamada Internet, ya no era inédita.

Y así nomás se dio, a Miguel le dejaron como novio de pueblo, vestido y alborotado y Axxon hecho el grito al cielo en la voz de Eduardo J. Carletti y es acá donde nacen las reflexiones.

Primera reflexión (Del cuento):

El cuento esta bien, es creíble y como entusiasmado lector gocé, por demás, de varias partes en las que el narrador de esta obra reconstruye pasajes enteros que hablan de la convicción con que el autor conoce a la humanidad que le rodea (¿la conoce?) y de la distancia crítica e irónica que es capaz de urdir. El lió es que parece que me están “vendiendo” algo que ya he leído, me están vendiendo una historia recolectada de miles de cuentos, historias y ensayos de Jaime Sáenz (alguna vez han visto como algo ya inventado lo juntan con otras chucherias, haciendo un nuevo producto. Yo-Yo con reloj por ejemplo). Lo mismo me parece ver en este cuento, a Jaime Sáenz con relojitos por acá y con espalda de metal. No vale entonces quejarnos de ver como hacen miles de novelas del estilo “código da vinci”. Dejemos que Jaime Sáenz descanse en paz y no en nombre de homenaje hagamos una forma analfabeta de plagio menor.

Si el concurso de cuento hubiera sido en La Paz y los jurados conocieran un poco de la literatura paceña de seguro la obra de Esquirol hubiera sido depurada al recibirla.

Segunda reflexión (De la ingenuidad, malicia o boludez de Miguel Esquirol):

Ya metiéndonos al problema en si, fue la ingenuidad, torpeza o boludez de Miguel Esquirol lo que lo llevo a mandar un texto ya publicado en su blog. Como excusa dice que infravaloro un medio masivo mundial (blog) como medio de publicación. ¿Cómo? Me pregunto, según se con mis escasos años de internauta la revista Axxon es un medio virtual que hace décadas usa CDs y también el Internet para difundir su revista. Si es así me parece ridículo infravalorar un medio masivo mundial como medio de publicación.

Pero Miguel es conciente de su error y se disculpa como caballero. ¿Caballero? Me pregunto. No hubiese sido mas caballeroso no enviar el cuento sabiendo las reglas (porque el las sabia y le valió un rabanito jugar limpio valiéndose en la malicia para ganar. Y si no fue malicioso, fue torpe).

Tercera reflexión y la más importante: (El boludo no fue Miguel, fue Axxon)

Es fácil condenar a Esquirol, quemarlo y regar las tripas a los cerdos, es el hilo más débil que se puede cortar. Pero el perdedor y gran boludo (s) de la noche son los jurados y los organizadores de la revista Axxon. Como ya dije sigo la revista hace décadas y aun conservo un disco con una cantidad buena de sus revistas, es difícil tomarlos por victimas y no por giles. Y para embarrarla más, léanse estiíto escrito por Sergio Gaut vel Hartman, jurado y organizador del concurso Axxon:
“Al que escribió esto: "Pero antes de cualquier veredicto, se tienen que tener
todos los datos, aquí el jurado o los directores de la revista también se
equivocaron, llegaron algo tarde" (reprimo mi deseo de decirte lo que pienso de
tu inteligencia) sólo le aclaro que es responsabilidad del que participa
respetar las reglas; a ver si nos enteramos que un jurado no tiene por qué dudar
de la honestidad de los participantes y salir a buscar en Google uno por uno los
cuentos en concurso, ver si están publicados, si son plagio. ¡Por favor! Hay
gente que tiene los dedos ávidos y las neuronas muertas. Nunca dudé de Miguel.
Cuando supe que el cuento elegido era de él me alegré mucho. Y mis palabras en
el acto de entrega de premios sólo expresaban felicidad, por él, por el cuento,
por representar cabalmente la cf del Sur. De haber puesto el nombre del cuento y
Esquirol en Google habría partido de la base de que suponía alguna clase de
deshonestidad. ¿Leen lo que escriben? "

Es entendible de los cientos cuentos que uno recibe es seguro que seria difícil buscarlos en Google (yo también me reprimo de escribir lo que pienso de la inteligencia del señor Sergio Gaut) pero de los últimos 10 me parece ridículo que no le tomen importancia siendo que se vanaglorian de ser un medio serio y que trabaja por la cultura. Y mas aun después de yo defenderlos diciendo que es un medio donde uno de sus pilares es el Internet.

Lo siento Miguel Esquirol, tampoco te mereces el premio al boludo del mes como te lo han concedido en tu blog. El premio al boludo no solo del mes sino del año, es la revista Axxon, su concurso, sus jurados y sus responsables.

Cuarta reflexión (de la violencia, sexo, sangre y comentarios ácidos):

Viendo los comentarios me he dado cuenta de algo curioso, aunque no novedoso. Cuando Miguel escribe su artículo llamado “ganador”, solo unos cuantos, que pasan difícilmente la decena, lo felicitan por su logro. Pero cuando publica “Malas noticias” y cuenta su “Desliz” los comentarios se disparan como nunca.

A la gente le gusta ver violencia, sangre, sexo y comentarios ácidos.

Consejo:

Esas metidas de pata que le decía que cometía en blogsbolivia están llegando a tu blog (ademas de criticon, soy un profeta).

Mi querido Miguel Esquirol, la ha tarreado como el chavo “sin querer queriendo”. En sus comentarios alguien dice que no mereces llamarte escritor y quizás sea así, o quizás seas solo un escritor de concursos. Por lo que a mi respecta (opinión nomás) ya no deberías estar mandando cuentitos a concursos. Deberías tenerte un poco mas de amor propio a vos y a tu obra y darte cuenta que ya no estas para estos menesteres de escritor amateur y auto saboteando tu obra. Tu época de escritor de blogs ha sido una etapa, es hora de que la dejes a un lado y pasar al siguiente nivel y empezar ser un escritor profesional, como vos y tu obra previa se lo merecen.