21 sep. de 2006

Sigmund Freud dice…

Uno puede defenderse de los ataques; contra el elogio se está indefenso.
Gracias blogsbolivia, desde Bolivia. Gracias E-blogtv desde España.
_